Donde está la masificación del fútbol dominicano


En el año 2002 la Federación de Futbol de República Dominicana, dirigida por el Ing. Osiris Guzmán, anunciaba con bombos y platillos una grandiosa masificación del balompié del país, la cual buscaba fomentar la práctica de esta disciplina en toda la geografía nacional, estructura esta que permitiría llevar grandes planes y proyectos a la mayor cantidad de niños posibles aseguraba en esa ocasión el Ing. Guzmán.
Para la ocasión, la captación del talento nacional iban salir de las iglesias católicas, a través de la junta de vecinos y de los clubes para iniciarlos en la práctica del fútbol según las palabras de Guzmán en la desaparecida revista Solo Deportes. Pero esto era el principio de un lindo sueño anunciado por los principales federados de la disciplina.
Ahí surge la pregunta ¡¿porqué un sueño anunciado?! Como en toda disciplina deportiva, debe ser parte de una etapa de evolución en su historia para alcanzar sus grandes metas o logros en todas sus vertientes. El fútbol dominicano experimenta uno de los más penosos atrasos en todas sus categorías, empezando desde la más pequeña, hasta su selección de mayores, y por supuesto, su ambiguo Comité Ejecutivo al cual le sirve la frase de “muchos recursos y un pobre cerebro”.
Como es posible hablar de masificación en este deporte, una vergüenza nacional e internacional. ¿Por qué? Simple. Si ellos hasta el 2007 habían recibido la suma de $535, 221 mil dólares, no pesos dominicanos, lean bien dólares y aparte de esto la partida que otorga la Secretaria de Estado de Deportes del Gobierno Dominicano. Y sus logros son un 1%, ¿donde está la famosa masificación del fútbol? ¿Dónde está el avance que experimentamos?
Como es posible que en un boletín de la Fifa , aparezca que República Dominicana tiene 40 equipos femeninos de 16 años, y 260 sub 16 juveniles femenina, además de un campeonato nacional de liga femenina, que existen competencias regionales, universitarias y escolares. Y yo me pregunto igual que muchas personas donde están esas jugadoras y esos torneos. Y eso, sin mencionar el medio millón de jugadores inscritos en la FEDOFUTBOL de que se hablaba en la citada revista. ¿Hasta cuándo permitiremos tantas mentiras?
La última alucinación del Ing. Guzmán fue cuando recientemente declaró en el programa fútbol Solo fútbol que la federación que preside había recibido dos mil solicitud de transferencias de jugadores dominicano que se encuentran en el extranjero, principalmente en Europa. Eso no se lo cree ni el propio presidente de FEDOFUTBOL.
Si la Federación de Fútbol Dominicana, no puede organizar el torneo de Liga Mayor todos los años, ¿por qué seguir mintiendo al mundo y no explicar el atraso que tenemos en este deporte? ¿Por qué no son capaces de especificar que no tienen capacidad para dirigir esta federación y que no contamos con esos jugadores en masculino o femenino y que esos torneos no existen tampoco en este país?
Cuáles son las razones para seguir mintiendo, no tenemos una estructura de desarrollo, porque la federación no tiene organización, sus esquemas son obsoletos, no han desarrollado a los entrenadores que faciliten la posibilidad de captación de los talentos en toda la geografía dominicana que nos garanticen la calidad que requiere este deporte en eventos internacionales en todos los niveles. Y todo esto es recibiendo recursos de la Fifa y Sedefir, ¿y si no lo recibieran, dónde estaría el balompié dominicano? “Esta sería una buena pregunta”.
La suerte del Fútbol Dominicano está escrita. Nos encaminamos rumbo al desierto del Sahara, esta federación que preside el Ing. Osiris Guzmán, presenta pocas alternativas para el progreso del fútbol nacional, ellos tienen 4 años para gobernarnos, aunque nada es eterno el desafío debemos enfrentarlo y prepararnos para voltear la espada justiciera en fin de acabar con estos enemigos. Y ese momento será el impulso de una nueva época para nuestro futbol dominicano.

Te gusto este artículo? Suscríbete al Feed de Demo vía RSS y recibe diariamente las actualizaciones.