GALARRAGA ENTREGA ORDEN AL BATE A JOYCE

ESPNdeportes.com

El manager Jim Leyland de los Tigres eligió a Galarraga para que presentara la alineación de Detroit en el plato antes del partido del jueves, con el fin de orquestar la emotiva reunión con Joyce. Se estrecharon las manos y el umpire le dio al pitcher una palmadita en el hombro.


Las decisiones erróneas de los árbitros forman parte de los deportes; baste recordar los muchos errores en octubre pasado en la postemporada del béisbol. Pero algo en torno a éste la oportunidad de corregir una falla, las emociones sinceras de todos los involucrados-- se extendió mucho más allá del estadio.

"Tengo que decir que nunca volveremos a ver algo igual en nuestras vidas", dijo Joe Girardi, el piloto de los Yankees de Nueva York.

Robert Gibbs, portavoz de la Casa Blanca, afirmó: "Espero que el béisbol le dé un juego perfecto a ese pitcher". Cuando se le dijo que las Grandes Ligas no iban a revertir la decisión del umpire, bromeó: "Vamos a trabajar en una orden ejecutiva (del presidente Barack Obama)".

"Creo que es enormemente alentador ver a alguien comprender que cometieron un error, y a alguien aceptar la disculpa de alguien que cometió ese error", señaló. "Creo que es una buena lección en el béisbol. Probablemente es una buena lección en Washington".

Don Denkinger --el umpire que falló una decisión en el sexto juego de la Serie Mundial de 1985, la cual contribuyó a que los Cardenales de San Luis no aseguraran el título sólo para perder después ante los Reales de Kansas City, estuvo de acuerdo con la decisión de Selig.


Te gusto este artículo? Suscríbete al Feed de Demo vía RSS y recibe diariamente las actualizaciones.