Mal ambiente que se vive en la concentración francesa


ESPN deportes


"Vete a tomar por el culo, sucio hijo de puta", le dijo el delantero francés Nicolas Anelka a su seleccionador, Raymond Domenech, en el descanso del partido entre Francia y México del pasado jueves, según informan los enviados especiales del diario galo L'Équipe a Knysna.


Anelka mostró su desacuerdo con Domenech y el seleccionador amenazó con dejarlo en el banco. Entonces, el jugador del Chelsea pronunció el insulto ante el resto de sus compañeros y el técnico.


Los enviados especiales de la prensa francesa se hacen también eco del gesto insultante de William Gallas a un periodista de la televisión TF1, que le pidió una entrevista en directo al término del encuentro.


El jugador mostró ante la cámara el tercer dedo de su mano sin ni siquiera molestarse en responder al reportero.


También aseguran que, antes del partido, los más veteranos del grupo se mostraron sorprendidos con la alineación de Sidney Govou como titular ante México, pese a que el jugador del Lyon fue uno de los más criticados por su rendimiento en los pasados encuentros, en particular en el debut mundialista de Francia ante Uruguay (0-0).


El caso más paradigmático es el de Yohann Gourcuff, que mantiene un enfrentamiento larvado con Frank Ribéry y el propio Anelka.


Estas acciones muestran el mal ambiente que se vive en la concentración francesa, donde varios jugadores están enfrentados entre sí.

Te gusto este artículo? Suscríbete al Feed de Demo vía RSS y recibe diariamente las actualizaciones.