Mike Scioscia prometió cambiar las celebraciones


ESPNdeportes.com


¿Y quién no sabe por qué? Por una celebración en el plato. En su último turno al bate del 2010, Kendry Morales pegó un bambinazo con las bases llenas en la parte baja de la 10ma entrada para darle un triunfo a los celestiales el 29 de mayo sobre los Marineros de Seattle.


Cuando Morales brincó sobre el plato y sus compañeros lo recibieron con palmadas en la espalda y la cabeza como es la costumbre en las mayores se acabó la temporada del primera base y también se nublaron las esperanzas de los Angelinos para alcanzar a los Vigilantes de Texas.


"Esto cambiará la forma en que celebramos", dijo el manager Mike Scioscia luego de aquel partido agridulce. "Fue una jugada muy emotiva, pero siempre hay la duda de si puede ocurrir un accidente. Esto definitivamente es desafortunado".


Con la pérdida de Morales, se hace más evidente que los Angelinos cometieron un grave error al dejar ir a Vladimir Guerrero, y ahora podrían pagar el precio. Con la buena experiencia que tuvieron al firmar a Bobby Abreu por un bajo precio cuando los Yankees no lo quisieron, debieron darle la misma oportunidad a Guerrero, quien terminó en Texas por $5,5 millones al año para 2010.


El año pasado, Morales aportó 34 jonrones y 108 remolques. Los Angelinos podrían intentar adquirir un reemplazo como Paul Konerko, Prince Fielder, Lance Berkman o Adam LaRoche, todos disponibles por la vía del cambio.

Te gusto este artículo? Suscríbete al Feed de Demo vía RSS y recibe diariamente las actualizaciones.