Los fanáticos también pagan para ver villanos


ESPN deportes

Barry Bonds llevo la mezquindad a una nueva forma de arte mucho antes que su nombre apareciera en la misma frase con la palabra BALCO. Tal vez estaba haciendo noticia por sus faltas de respeto hacia Babe Ruth, protagonizando su propio programa de realidad virtual, o ignorando a fanáticos, reporteros o cualquier otra persona en su espacio vital con su encanto especial.

"Bonds no es querido por sus compañeros," según escribió Rick Reilly en el 2001. "Ni siquiera les gusta. Es como una diva de MTV, pero con aretes más grandes."

Tres años antes que Bonds llegara a 73, tuvimos un atisbo de su habilidad para mantener a un estadio completo bajo su dominio. Arizona vencía a los Gigantes 8-6 con dos outs en la novena entrada cuando el manager de los Diamondbacks Buck Showalter ordenó al lanzador Gregg Olson darle una base por bolas intencional a Bonds con las bases llenas. Y la estrategia funcionó cuando el receptor de los Gigantes Brent Mayne conectara lineazo de out para acabar el juego.

Te gusto este artículo? Suscríbete al Feed de Demo vía RSS y recibe diariamente las actualizaciones.