La carrera de Ben Johnson y Carl Lewis en Seúl 88


Uno de los recuerdos más imborrables de los juegos olímpicos fue la final de los 100 metros de atletismo en las Olimpiadas de Seúl 88. El enfrentamiento entre el canadiense Ben Johnson y el americano Carl Lewis era el plato fuerte de estos juegos. Nunca se olvidará la cara de sobrado de Johnson siendo felicitado por Carl Lewis al terminar la carrera.

Ben Johnson se hizo famoso en el mundo del atletismo cuando en el campeonato del mundo de 1987 celebrado en Roma, Johnson derrotó a Lewis batiendo además el récord del mundo con un registro estratosférico, 9,83 segundos.

En 1988 en los juegos de Seúl, Johnson y Lewis volverían a enfrentarse en una gran final. De nuevo, Johnson ganó a Lewis, y lo hizo obteniendo el récord mundial de 9,79 segundos. El mundo quedó maravillado, con la nueva marca histórica. Johnson era un héroe. Pero pocos días después un análisis de orina demostró que Johnson había consumido esteroides lo que le valió la

descalificación por dopaje. El escándalo fue tan grande o más que lo había sido su victoria.
Más tarde reconocería haber consumido esteroides cuando consiguió el Record del Mundo de 1987 lo que provocó que el registro quedara también anulado. Su descalificación otorgó la medalla de oro a Carl Lewis, la plata a Linford Christie y el bronce a Calvin Smith. Es una lástima que los juegos de Seúl fueran más recordados por el caso de dopaje que por un logro deportivo.

Te gusto este artículo? Suscríbete al Feed de Demo vía RSS y recibe diariamente las actualizaciones.